viernes, 15 de abril de 2016

Aprobada por el Parlamento Europeo la directiva sobre Secretos Comerciales

Este artículo se ha publicado en Información Sensible
                                                                                            XNET
El Parlamento Europeo ha aprobado la directiva sobre Secretos Comerciales que hará que las empresas puedan decidir qué información debe tratarse como secreta y cuál puede ser conocida por el público y los consumidores.El texto dice que será tachada de ilegal la difusión de información si quienes la dan a conocer saben "directa o indirectamente" que se ha obtenido a través de prácticas ilícitas.

La norma se ha aprobado por 503 votos a favor frente a 131 en contra. Han dicho "sí" los conservadores (Partido Popular Europeo), socialdemócratas y liberales, y "no" el grupo de Los Verdes y el bloque de Izquierda (GUE-NGL).

Los defensores de esta directiva aseguran que el objetivo es proteger a las empresas para que no sean víctimas de "prácticas anticompetitivas", es decir, para que compañías de la competencia no puedan robarles información crucial para el desarrollo de sus actividades comerciales.

Por diferencias dentro del grupo de los socialdemócratas, la aprobación de esta norma ha estado en la cuerda floja hasta el último momento. Pero finalmente la formación considerada ‘socialista’ en la Eurocámara ha dicho sí a los secretos comerciales.

El colectivo activista Xnet ha emitido un comunicado informando de los resultados de la votación y denunciando que “la  actitud del PSOE y su grupo europeo ha sido especialmente hipócrita, votando a favor de la directiva, y negándose al aplazamiento del voto, mientras por otro lado condenan el caso de los ‘Papeles de Panamá’ y descargan responsabilidad solicitando a la Comisión Europea medias de protección para los whistleblowers" (soplones).

Además, el colectivo defensor de los derechos de los consumidores señala que “ahora que existe una regulación armonizada sobre Secretos Comerciales en la Unión Europea, la Comisión tiene base para poder negociar este asunto en acuerdos comerciales como el TTIP”. 

Esta directiva preocupa a las organizaciones que defienden los derechos de los ciudadanos como consumidores porque las empresas podrían proteger todas sus acciones estableciendo que solo sea legítimamente publicable aquella información que las propias empresas quieran difundir.

Con esta nueva directiva, la Unión Europea quiere igualar la regulación en este ámbito para todos los Estados miembros. El objetivo está claro: Que “los poseedores de secretos comerciales tengan derecho a solicitar la aplicación de medidas, procedimientos y recursos” para “impedir la obtención, utilización o divulgación ilícitas de su secreto comercial o con el fin de obtener resarcimiento por ello”.

El texto dice además que será tachada de ilegal la difusión de información si quienes la dan a conocer saben “directa o indirectamente” que se ha obtenido a través de prácticas ilícitas. Un ejemplo claro es la filtración de los ‘Papeles de Panamá’Atendiendo a esta norma, los medios que están realizando las revelaciones al respecto estarían incurriendo en una ilegalidad al ser conscientes de que los documentos han sido robados de la base de datos de una empresa privada, en este caso el despacho de abogados Mossack Fonseca.  

Un apartado para la divulgación “en defensa del interés general”
El portavoz de la Comisión Europea, Christian Wigand, explicaba este miércoles que quienes difundan información considerada secreto comercial, estarán protegidos “contra los recursos previstos por la directiva” siempre que “actúen por el interés público y los secretos se divulguen porque ha habido un abuso”.

El artículo de la norma relativo al “derecho a la libertad de expresión e información” dice que será legal la difusión de información que tenga el objetivo defender “el interés general” alertando sobre la “falta” de una empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario