domingo, 17 de julio de 2016

Los yihadistas en España no son 'lobos solitarios', se radicalizan en grupo

Este artículo se ha publicado en Información Sensible
Principales actividades de las células yihadistas en España
Real Instituto Elcano

Este martes, el Real Instituto Elcano ha presentado su informe Estado Islámico en España, un estudio en profundidad basado en los perfiles de las 124 personas que desde 2013 hasta el pasado mayo han sido detenidas en España por estar relacionadas con actividades vinculadas al yihadismo.


El informe se centra en el análisis de cuatro aspectos: La caracterización de los detenidos (sexo, edad, nacionalidad, nivel de estudios…); los modos de radicalización; las motivaciones por las que se han unido a actividades terroristas y las formas de implicación en una célula u organización yihadista.

La mayoría de los detenidos en España por actividades vinculadas al autodenominado Estado Islámico son hombres jóvenes, de una media de 30 años, marroquíes,casados y con familia a su cargo. Muchos de ellos tienen nacionalidad española, pero la gran mayoría, salvo un 6% de estos, tiene antepasados inmigrantes y ha obtenido la nacionalidad tras un período de residencia. Hay un porcentaje importante (42,2%) de inmigrantes de segunda generación, y se señala que 8 de cada 10 de los perfiles estudiados son musulmanes de origen cuyo entorno familiar es musulmán. Aun así, llama la atención que 9 de cada 10 no conocen apenas la cultura islámica, el Islam como religión, aunque más de un 60% dice haber tenido una motivación ideológica para implicarse en el yihadismo. El nivel de estudios de la mayoría de los 124 detenidos es intermedio, estudios secundarios, y es común que dentro de este perfil mayoritario muchos de ellos tengan antecedentes penales.

La radicalización en España no depende de las redes sociales
Este informe descubre que es un error creer que el DAESH lleva a cabo la mayor parte de sus labores de captación y radicalización en España a través de Internet,  como han señalado algunos análisis recientes.

La realidad conocida a través del perfil sociológico de estos detenidos es una más compleja, que indica que la radicalización se da sobre todo a partir de la influencia de entornos tanto online como offline que se complementan, siendo mayor el número de individuos que se radicalizan por influencias que encuentran en domicilios privados, lugares de culto al islam o centros culturales o centros penitenciarios. Se destaca en este sentido la importancia de lazos sociales preexistentes en la cotidianeidad del individuo radicalizado. Un potencial yihadista suele encontrar apoyos o motivaciones en los vecinos, la familia o las amistades.

La amenaza no está representada por los ‘lobos solitarios’
Otra cuestión que despeja este informe de Elcano es que la amenaza yihadista en España no está representada por el fenómeno de los ‘lobos solitarios’. Aunque es cierto que el DAESH se esfuerza en conseguir que individuos aislados en occidente estén dispuestos a atentar en nombre de la yihad, en nuestro país la tendencia es hacia una radicalización en grupo, conformando células.

Sólo un 5,6% se habría integrado en la banda terrorista en solitario, dedicándose sobre todo a labores de propaganda. Mientras que el 94,4% se ha comprometido con el Estado Islámico como parte de un grupo afín. Las redes o células en España se preocupan, además de encontrar financiación, de reclutar, radicalizar y enviar a nuevos combatientes a las filas del DAESH.

Podemos hablar de amenaza real en España por el hecho de que un 35% de los detenidos ha afirmado tener intención y capacidad para la organización de un atentado.
 
Barcelona y Ceuta como principales focos de radicalización
El estudio indica que en Barcelona se registran más procesos de captación que en el resto de España. No obstante, es en Ceuta donde se ha detenido por yihadismo a más jóvenes que tienen la nacionalidad española por ser inmigrantes de segunda generación.
Un total de 160 yihadistas habrían dejado España entre noviembre de 2013 y abril de 2016 para unirse al DAESH en Siria o Iraq. De ellos, 29 se registran muertos y 20 habrían vuelto a suelo español.

El informe concluye que el hecho de que el perfil mayoritario sea el de yihadista integrado en una célula o red con contactos y capacidades a nivel transnacional, pone de relieve la necesidad de que continúe y se fortalezca la colaboración entre Estados y autoridades internacionales en la lucha antiterrorista.


No hay comentarios:

Publicar un comentario