domingo, 20 de marzo de 2016

El ejército macedonio devuelve a Grecia a cerca de 2.000 refugiados y arresta a periodistas que los acompañaban

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha dado declaraciones para pedir a los refugiados que no se empeñen en quedarse en Idomeni

Este artículo se ha publicado en Información Sensible
Refugiados en la travesía entre Grecia y Macedonia
En la tarde de este lunes 14 de marzo, cerca de 2.000 personas refugiadas cruzaron el río que separa la frontera entre Grecia y Macedonia para, desde el campo de Idomeni, llegar a territorio macedonio. Junto al grupo iban 80 periodistas de distintos países, varios de ellos españoles. Algunos fueron arrestados y han pasado casi 13 horas retenidos.


Entre los periodistas que acompañaban a los refugiados en su travesía se encontraban Javier Bauluz (fundador y director de “Periodismo Humano” y premio Pulitzer 1995), Ane Irazabal (periodista freelance y colaboradora de la televisión vasca ETB), Mikel Konate (videoperiodista freelance), Alberto Sicilia (colaborador de La Sexta y Público) Mariano Burattini (videoperiodista y reportero freelance) o Elena Herreros (freelance y reportera de informativos).

Estos periodistas fueron detenidos por militares del ejército macedonio. Los llevaron a la comisaría de Gevgelija, localidad fronteriza, y los tuvieron arrestados durante casi 13 horas.



Los periodistas no han dejado de informar a través de las redes sociales
Javier Bauluz explicó que "después de estar caminando durante varias horas por un sendero y cruzar el río, de repente aparecieron soldados armados hasta los dientes y con mal talante que nos agarraron y nos amontonaron en dos grupos, dejando que tiráramos las cámaras al suelo", recoge Reporteros Sin Fronteras. 




La policía macedonia los puso en libertad después de 13 horas retenidos y, antes de ser liberados y expulsados de Macedonia, los periodistas y voluntarios tuvieron que pagar una multa de 260 euros por haber cruzado la frontera de forma ilegal y tienen prohibido pisar suelo macedonio durante seis meses.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) informó del arresto de estos periodistas y recoge las declaraciones del reportero Jaime Alekos, que se encontraba también en Idomeni. La organización explica que los periodistas acompañaban a los refugiados cuando cerca de las 18:00 de este lunes Alekos se quedó rezagado del grupo para grabar cómo los refugiados cruzaban por el agua “que les llegaba a la cintura”.

“Ya en territorio macedonio nos hemos cruzado con varios fotógrafos, entre ellos James Natchwey, que han visto las detenciones y cuentan que han sido alrededor de 20 los periodistas detenidos", explica Alekos a RSF.

La reportera Elena Herreros fue devuelta ‘en caliente’ a Grecia junto a un grupo de refugiados. Ella misma ha contado en el informativo de la cadena de este martes cómo los militares macedonios descubrieron que llevaba una cámara en el bolso y por ello le asestaron varias patadas. 








Después, los soldados macedonios los metieron a todos en tanques y desde donde los bajaron tuvieron que andar unos 4 kilómetros para volver al sitio de donde habían partido, Idomeni, donde más de 12.000 personas siguen sacando fuerzas para sobrevivir en condiciones increíbles por inhumanas.

Condiciones que conocemos gracias a los periodistas que están allí sufriéndolas para denunciar la brutalidad de Europa y hacerles un mínimo de justicia a los refugiados.
“Gracias a las informaciones de estos periodistas podemos conocer unas imágenes que avergüenzan a Europa, unas imágenes patéticas y dolorosas de una crisis humanitaria sin  precedentes desde la Segunda Guerra Mundial”, ha dicho la presidenta de RSF España, Malén Aznárez.

Explicaciones de un soldado macedonio
"Todos los que entraron ilegalmente ayer ya fueron enviados de vuelta a Grecia.Abandonaron el territorio de Macedonia hacia Grecia desde el mismo punto por donde entraron, es decir, por el río. Cruzaron el río de nuevo", ha dicho el portavoz del ejército macedonio, Toni Janevski, según declaraciones recogidas por la agencia EFE.

Janevski afirma que "no hay ni un solo migrante o refugiado en territorio de Macedonia". Además, este portavoz del ejército macedonio, según recoge la citada agencia, ha dicho que en el punto por donde cruzaron refugiados y periodistas, a unos 5 kilómetros del campamento de idomeni, ya se ha incrementado el número de patrullas de vigilancia. El militar ha dicho también que "El Ejército prolongará la valla fronteriza en esta zona”. Según las explicaciones de Janevski, Macedonia construirá vallas adicionales en los lugares donde crea que puedan haber más cruces ilegales de la frontera.  

Declaraciones de Tsipras
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha dado declaraciones sobre estos hechos para pedir a los refugiados que no se empeñen en quedarse en Idomeni.

"Hacemos un llamamiento a los refugiados que están en Idomeni para que dejen de insistir en permanecer en esa zona. Quiero decir a esta gente que las fronteras no cerraron por casualidad, y que no hay posibilidad de que los que cortaron esta ruta (los Balcanes) la vayan a reabrir", dijo Tsipras según recoge el medio Vanguardia Liberal.

Grecia anunciaba el pasado viernes 11 de marzo que está trabajando para habilitar 15 centros de acogida que se sumarían a los ocho que ya están alojando a personas refugiadas en territorio griego. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario