domingo, 27 de marzo de 2016

'I love vino': El documental que, en el marco del TTIP, invita a los españoles a consumir vino de Estados Unidos

Este artículo se ha publicado en Información Sensible

España se ha situado en el último año como el mayor exportador de vino del mundo, el problema es que vende más barato que sus competidores. En 'I love vino', el eurodiputado Pablo Zala defiende que el TTIP beneficiaría las exportaciones de vino español al eliminar las barreras arancelarias entre Europa y EE.UU. Según este proyecto, con el TTIP el sector se expandiría en ambos territorios, y dice: "España puede ser un lugar en el que los vinos americanos encuentren nuevos paladares que aprecien su calidad".

El eurodiputado del Partido Popular Pablo Zalba y el Embajador de EE.UU. en la Unión Europea, Anthony L. Gardner, presentaron hace unas semanas en Bruselas el documental I love vino. Titulan así el audiovisual en el que se equipara la importancia del sector vinícola en Europa, y concretamente en España, con la que tiene en EE.UU.

España se ha situado en el último año como el mayor exportador de vino del mundo, por delante de Italia y Francia, que son los mayores productores en este sector. El problema de España en este sentido es que vende más barato que sus competidores.

El bajo precio que caracteriza la exportación del vino español supone, según el responsable del Observatorio de los Mercados del Vino, Rafael del Rey, un deterioro del sector que debería acometerse impulsando las exportaciones y apoyando las denominaciones de origen.

El documental que esta semana se ha presentado en Bruselas, en el marco de las negociaciones sobre el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP), recoge declaraciones del eurodiputado Pablo Zala, que defiende que la entrada en vigor de este acuerdo beneficiaría las exportaciones de vino español al eliminar las barreras arancelarias entre EE.UU. y la UE.

La eliminación de aranceles podría permitir a España subir el precio del vino que exporta sin que sus compradores estadounidenses noten la diferencia respecto al precio al que lo compran ahora, eso si los compradores aceptan que la desaparición de las tasas no les beneficie. Algo difícil.

“El TTIP puede impulsar a bodegas americanas y españolas en esta aventura”
Según la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), Estados Unidos es el mayor consumidor de vino del mundo y también el primer país importador. Pero baja posiciones si hablamos de producción.


Siguiendo los datos que publica la OIV, España ha sido en 2015 el tercer mayor productor de vino, sacando de sus viñedos un total de 36,6 millones de hectolitros (hL).  Le sigue Estados Unidos con 22,1 Mill.hL, que aumenta su producción en un 0,5% respecto a 2014 y se situa como cuarto productor. España está por detrás de Italia (48,9 Mill. hL) y Francia (47,4 Mill. hL).

Como indican estas cifras, lo que la producción y venta de vino aporta a la economía europea, o española si se quiere, no se puede igualar a la importancia de este sector en Estados Unidos, que como primer importador de este producto tiene un claro interés en comprar más barato para el consumo, y Europa es su despensa.

No obstante, el documental que se ha producido con la colaboración de Navarra TV, lanza el mensaje de que una entrada en vigor del TTIP beneficiaría la expansión del negocio del vino tanto en Europa como en EE.UU. y, sobre todo, destaca, sería bueno para la exportación de ambos territorios.

“España puede ser un lugar en el que los vinos americanos encuentren nuevos paladares que aprecien su calidad”
Además, I love vino invita al consumo de vino estadounidense en España. “España puede ser un lugar en el que los vinos americanos encuentren nuevos paladares que aprecien su calidad”, sorprendente afirmación teniendo en cuenta que viene de un proyecto apoyado por una televisión de Navarra, una Comunidad cuyos vinos son reconocidos por su Denominación de Origen.

I love vino ha sido producido por el Departamento de Servicios Audiovisuales del Estadoa propuesta de la Embajada de EE.UU. en Madrid y en colaboración con Navarra TV.

Antes de presentarse a la comunidad internacional en Bruselas, el audiovisual se estrenó en Pamplona el pasado diciembre y el director de Navarra TV, Roberto Cámara, señaló que se trata de un proyecto que "intenta analizar la comercialización, exportación e importación de vinos navarros y americanos dentro del Tratado de Libre Comercio”. Pero, tal como se presenta, tiene más de documento propagandístico (del TTIP) que de análisis.


“Sí allí usan transgénicos, yo también quiero”
El documental recoge también las opiniones de bodegueros de España y Estados Unidos, destacando que el del vino es un sector especialmente caracterizado por los pequeños negocios familiares.

El uso de transgénicos en la producción de alimentos por parte de Estados Unidos es uno de los asuntos más polémicos por los que distintas organizaciones europeas rechazan el TTIP.


Sin embargo, el presidente de la bodega Nekeas (Navarra), Francisco San Martín, dice abiertamente: “Los americanos tienen autorizados los transgénicos, que te permiten producir más con menos coste, sí allí se produce así, a mi también me gustaría. Y, si no, que no se permita importar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario