domingo, 4 de diciembre de 2016

Pobreza, desigualdad y globalización: cómo crecen las economías emergentes

Este artículo se ha publicado en Información Sensible

En las últimas semanas, con motivo de la celebración el pasado 20 de noviembre del Día Universal del Niño, la pobreza infantil en España ha vuelto al primer plano y los medios han recordado los datos de Save the Children que sitúan a España como segundo país europeo, superado sólo por Rumanía, con más niños en situación de pobreza severa.

En Desigualdades Internacionales ¡Justicia Ya!, (2011, Icaria), el sociólogo Rafael Díaz-Salazar (Ciudad Real, 1956) procura situarnos en las raíces de una pobreza que nos asusta cuando la vemos cerca. Desarrolla la idea clave de que la desigualdad es la causa de la pobreza. De modo que la única forma de poner remedio a lo que es una realidad desoladora, y de acabar con su crecimiento, es atacando la desigualdad mediante la redistribución de la riqueza.


Al pensar la pobreza, si partimos de que la beneficencia se acerca más a la creación de dependencia que a la solidaridad, conviene centrar el debate en la necesidad de una reinvención de los programas de justicia y formas de desarrollo.

El cruce de datos nos da una idea de cómo el mundo está siendo azotado por la desigualdad y nos muestra que el problema a la hora de perseguir la igualdad no está en la falta de recursos sino en su reparto en muy pocas manos. Una comparación ilustrativa que recoge Díaz-Salazar, atendiendo al informe PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) 2005, es que las posibilidades de vivir más de 30 años para un niño que nace en Zambia, son menores que las de otro que hubiera nacido en Inglaterra 160 años antes. O que el dinero que los europeos gastan anualmente en perfumes es más que lo que se necesita para dar acceso a agua  a 2.600 millones de personas que no lo tienen.

Las dinámicas de crecimiento que se están adoptando en países emergentes no hacen sino empeorar el panorama de la desigualdad mundial.  El informe PNUD 2014 sobre Desarrollo Humano advierte de que “la vulnerabilidad amenaza el desarrollo humano, y si no se aborda de manera sistemática mediante la transformación de las normas sociales y de política pública, el progreso no será ni equitativo ni sostenible.”

Es importante  hablar de personas, y ponerles rostro, para tomar conciencia del alcance de la miseria, pero más aún lo es ahondar en lo que la causa. Una de las mayores influencias en este sentido son las decisiones de grandes corporaciones cuyo crecimiento sigue objetivos de máximo beneficio que poco tienen que ver con la igualdad, o la inequidad (término que prefiere para este caso el Fondo Monetario Internacional). Actualizando algunos datos de los recogidos por Salazar en el citado libro, vemos en la siguiente tabla cuáles son las diez mayores empresas del mundo según la última lista Fortune Global 500


Ingresos
(millones dólares)
Beneficios
(millones dólares)
Sector
País
Walmart
482.130
14.694
Supermercados
EE.UU.
State Grid
329.601
10.201
Energía
China
China National Petroleum
299.271
7.091
Petróleo
China
Sinopec Group
294.344
3.595
Petróleo
China
Royal Deutch Shell
272.156
1.939
Petróleo
Holanda
Exxon Mobil
246.204
16.150
Petróleo
EE.UU.
Volkswagen
236.600
-1.520
Automóvil
Alemania
Toyota Motor
236.592
19.264
Automóvil
Japón
Apple
233.715
53.394
Tecnología
EE.UU.
BP
225.982
-6.482
Petróleo
Reino Unido

Fuente: elaboración propia a partir de datos Fortune Global 500

Este año, Apple ha entrado en el top10 de esta lista. Ha quedado fuera Glencore, compañía de energía suiza que estaba en la décima posición en la lista Fortune de 2015.

Llama la atención que tres empresas chinas se sitúen entre las 10 mayores del mundo.  Además China pasó de contar con 46 empresas en el ranking de 2011, a 98 en 2015. Países del Sur donde encontramos los índices más altos de desigualdad interna, cuentan cada vez con más empresas en la lista anual de Fortune. En la siguiente tabla vemos las gigantes de cinco países al lado del porcentaje de personas que viven allí una situación de pobreza extrema.


Empresa
Posición ranking mundial
Ingresos
Beneficio
Población con ingresos de 1,25$ o menos
(%)
Población con ingresos de 2$ o menos
(%)
Empresas incluidas en las 500 mayores del mundo
China
Sinopec Group
4
294.344
3.595
11,8
12,7
98
Brasil
Petrobras
58
97.314
-8.450
6,14
36,3
7
India
Indian Oil
161
54.711
1.714
32,68
75,6
7
México
Pemex
98
73.514
-44.904
0,72
4,8
3
Tailandia
PTT
146
59.196
582
0,38
11,5
1

Fuente: elaboración propia a partir de datos Fortune Global 500 y PNUD. Los datos sobre población con ingresos de 2 dólares o menos diarios están actualizados a fecha de 2010 

Desde 2011 hasta hoy, todas estas empresas han ido escalando puestos en el ranking mundial. El PNUD señala que en 2014 en China han aumentado los habitantes que viven con 1,25 dólares diarios: de un 5,2% en 2010 a un 11,8% en 2014. Además, este informe señala que en 104 países (repartidos entre Estados Árabes, Asia Oriental y el Pacífico, América Latina y el Caribe, Asia Meridional y el África Subsahariana) que reúnen una población de 5.400 millones de personas, 1.200 millones viven con 1,25 dólares al día o menos. Y 2.700, es decir el 50% de la población total de esos países, vive con menos de 2,5 dólares diarios.

Salazar habla de revoluciones fallidas al citar el desigual crecimiento económico en países como China o Sudáfrica, que están enfocando su desarrollo a la construcción de una élite que concentra toda la riqueza. Es preocupante que las economías emergentes de países del Sur se estén desarrollando de la misma forma que en el Norte, aumentando su número de ricos al tiempo que aumenta la desigualdad dentro de sus fronteras. Como prueba de este auge de riqueza concentrada, nos fijamos en la última lista Forbes y reunimos a las 15 primeras personas de países del Sur que en 2016 aparecen en los siguientes puestos:


Posición en un ranking de 1.810
Millones de dólares
País
Carlos Slim
4
50.000
México
Wang Jianlin
18
28.700
China
Jorge Paulo Lemann
19
27.800
Brasil
Jack M
33
20.500
China
Mukesh Ambani
36
19.300
India
Alwaleed Bin
41
17.300
Arabia Saudí
Joseph Safra
42
17.200
Brasil
Dilip Shanghvi
44
16.700
India
Ma Huateng
46
16.600
China
Aliko Dangote
51
15.400
Nigeria
Azim Premji
55
15.000
India
Marcel Herrmann Telles
68
13.000
Brasil
Henry Sy
71
12.900
Filipinas
Shiv Nadar
88
11.100
India
Robin Li
90
11.000
China

Fuente: elaboración propia a partir de datos Forbes

Esta lista incluye un total de 1.810 personas que cuentan con un patrimonio de más de 1000 millones de dólares. Entre las 70 primeras hay tres chinas y tres indias, países donde el número de personas que se encuentran en pobreza absoluta es escandaloso. Ayudaría a combatir la desigualdad que estos pocos ricos pagaran los impuestos que les corresponden en lugar de sentirse libres de repartir su patrimonio en fondos de inversión.

La riqueza que generan las empresas no está siendo positiva para el enriquecimiento real de los países. Cada vez más, las mayores empresas españolas perciben ingresos en el extranjero, donde encuentran beneficios fiscales con los que evitar que la crisis económica interna les llegue a afectar. Aquí se recogen nueve empresas españolas que están entre las 500 mayores del mundo:



Ingresos
Beneficios
Sector
Posición en el ranking
Banco Santander
84.885
6.618
Banca
75
Telefónica
60.917
3.045
Comunicaciones
137
BBVA
42.968
2.931
Banca
219
Repsol
39.419
-1.361
Petróleo
250
ACS
38.741
850
Construcción, energía y comunicaciones
255
Iberdrola
34.852
2.686
Gas y electricidad
295
Gas Natural Fenosa
28.858
1.666
Gas y electricidad
365
Mapfre Group
24.795
786
Seguros
434
Inditex
23.053
3.171
Moda
463

Fuente: elaboración propia a partir de datos Fortune Global 500. Ingresos y beneficios en millones de dólares

Inditex ha entrado este año por primera vez en la lista Fortune de las 500 mayores compañías del mundo.

Al hablar del carácter especulador de las grandes empresas y de su influencia en el curso de la crisis, nombra Salazar el documental que publicado en 2010 ganó el Oscar un año después, Inside Job.  En este documental, Charles Ferguson y Audrey Marrs consiguen adaptar la complejidad de explicar la crisis financiera a una estructura que se acerca a todos los públicos.

Para describir las políticas de desregulación y aclarar por qué son las culpables de que el desarrollo social quedara en manos de las finanzas, Inside Job explica cómo en Islandia el gobierno las introdujo en el año 2000, vendiendo primero zonas verdes a empresas privadas y luego bienes. Muestra cómo este sistema de privatización se tradujo en enriquecimiento para sus ejecutores y pérdidas para el resto de ciudadanos.


La acción de los bancos, en Islandia y después en EE.UU, se basó en crear ‘fondos de mercado de dinero’. A partir de ahí, iniciaron una campaña dirigida a conseguir inversores, para lo que contaron con el apoyo de las agencias de calificación de riesgo. Estas, pagadas por los bancos de inversión, dieron a las ofertas presentadas la calificación de máxima fiabilidad. La ‘burbuja inmobiliaria’ llegó porque los bancos prestamistas colocaban a los inversores el riesgo de impago de las hipotecas y ellos se lavaban las manos. Fueron así acumulando riesgos y no les importaba que los clientes pudieran o no pagar sus préstamos.

La quiebra del banco Lehman Brothers y el colapso de la aseguradora AIG fueron noticia y escándalo en los medios en septiembre de 2008. El paraíso financiero de Wall Street estalló porque los bancos conseguían liquidez para especular prestándose unos a otros, pero dejaron de confiar los unos en los otros, porque sabían que estaban vendiendo fraude, y el préstamo interbancario se colapsó.

Pero algo que nos recuerda el libro de Díaz-Salazar es que la crisis de sistema que hace aumentar la pobreza no es algo que llegara en 2008, ni para afectar solo a quienes se habían acostumbrado a un crecimiento desmesurado de la producción y el consumo. El sistema capitalista globalizador viene desde antes respaldando políticas de desregulación que impiden una justa distribución de los recursos en todo el mundo, y que generan las mayores desigualdades. Un dato significativo es que en 1960 los ingresos del 20% de la población mundial más rica eran treinta veces mayores que los ingresos del 20% más pobre, y en 1990 esa diferencia creció hasta ser los ingresos de los más ricos sesenta veces superiores.

Entre 2011 y 2015 no dejó de crecer el número de personas que cuentan con un patrimonio de más de 1000 millones de dólares. Este año, la cifra de multimillonarios ha caído respecto al anterior, de 1.826 a 1.810. La revista Forbes dice que a día de hoy estas son las 10 personas más ricas del mundo.



Patrimonio en millones de dólares
País
1
Bill Gates
75.000
Estados Unidos
2
Amancio Ortega
67.000
España
3
Warren Buffet
60.800
Estados Unidos
4
Carlos Slim
50.000
México
5
Jeff Bezos
45.200
Estados Unidos
6
44.600
Estados Unidos
7
Larry Ellison
43.600
Estados Unidos
8
Michael Bloomberg
40.000
Estados Unidos
9
Charles Koch
39.600
Estados Unidos
10
David Koch
39.600
Estados Unidos

Fuente: elaboración propia a partir de datos Forbes

En  Desigualdades Internacionales ¡Justicia Ya! se enfatiza el hecho de que hay recursos suficientes para cumplir con objetivos de desarrollo que nos acerquen a la justicia social. Pero la no resolución de los problemas internacionales que afectan a más población es un problema de voluntad política. Los recursos están, pero las soluciones solo se pueden llevar a cabo si desde las instituciones deciden reorientar sus objetivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario