domingo, 10 de agosto de 2014

El coste real de la energía sigue siendo desconocido para los consumidores

Este artículo se ha publicado en El Diario Fénix

     Ministro de Industria, Energía y Turismo,
     José Manuel Soria
No ha pasado un año desde la aprobación del Real Decreto 9/2013, referido a la regulación de los precios de la electricidad en España, y el Ministerio de Industria ya ha introducido nuevas medidas que modifican las condiciones del precio de la factura de la luz de los pequeños consumidores (PVPC).


Esta vez el cambio afecta a la parte del pago regulada por las compañías eléctricas (acuerdo al que llegan productoras y comercializadoras).  Antes, las tarifas reguladas o PVPC se fijaban con las subastas CESUR, ahora su precio lo pacta el ‘pool’, el mercado mayorista de la electricidad donde, a partir de la estimación de la demanda diaria por parte de Red Eléctrica de España (REE), los actores en este sector (empresas productoras, distribuidoras y comercializadoras de energía) deciden el precio del kilovatio siguiendo el mecanismo de compra-venta de la bolsa.

¿Afecta este cambio a todos los consumidores?
Vicente Abellán es agente energético de la comercializadora Fenie Energía, él se encarga de asesorar a los pequeños consumidores que quieren acogerse a una tarifa alternativa a la regulada y por la que pagarían un precio fijo, pactado anualmente, ajeno a las decisiones del pool. Vicente  nos explica que la nueva medida afecta a particulares y pequeños empresarios con tarifa PVPC y una potencia contratada inferior a 10 KW. Las PVPC reflejan los precios que facturan las 5 grandes del sector, (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, HC y E.ON) que son las designadas por el Gobierno para regularlo.

Vicente Abellán cree que la intención del Ministerio de Industria, que augura un abaratamiento de las facturas bajo esta medida, es ocultar el precio real de la electricidad, “lo que han hecho con este cambio ha sido maquillar el coste de la energía”, afirma señalando que el mayor problema en este sentido es que las grandes productoras en España son también las principales comercializadoras; “El 90% de los clientes los tienen las 5 grandes, pero ya están perdiendo muchos.”

Nada asegura que el precio de las facturas no sobrepase un límite
En las últimas semanas, Vicente ha recibido nuevos clientes que temen la volatilidad de los precios, por la implantación de la nueva medida, y buscan la seguridad de un precio fijo fuera de las condiciones que ofrecen las cinco grandes compañías eléctricas. En lo que va de año, el precio de la tarifa regulada (PVPC) ha sido mayor que el establecido por el pool, y las comercializadoras deben devolver a sus clientes esta diferencia. Pero nada asegura a estos consumidores que el precio de sus facturas no sobrepase un límite. Con condiciones climáticas favorables, por ejemplo, el precio de la energía en el pool puede bajar, pero, por el mismo factor, existe el riesgo de que suba y, afirma Vicente, “los  precios pueden aumentar hasta en un 100%; por qué no, está por ver”.

Los contadores inteligentes

Otra polémica que gira en torno a las nuevas facturas de la luz, es la referida a los contadores ‘inteligentes’, de obligada implantación según la Directiva europea 2012/27/UE. Instalarlos en domicilios, comercios o pequeños negocios es obligación de las empresas distribuidoras, como Iberdrola. A los consumidores les corresponde pagar la adaptación a las medidas de seguridad para que su distribuidora pueda cambiar el viejo contador de luz por uno inteligente. El nuevo aparato hará un cálculo del consumo por horas, reflejando el precio del kilovatio en cada momento según el valor adquirido en el pool. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario